Sorteo Regalo Mailchimp

miércoles, 3 de junio de 2015

Amigas

Cuando ves a alguien en la cima de la montaña, asumes que siempre ha estado allí, lo que no ves son las subidas y las bajadas que ha tenido que enfrentar para llegar hasta donde esta.  
Hoy ha venido a verme mi amiga Sonia de VeggieAnimals al taller, somos amigas de hace tiempo, y nos conocimos cuando Carlalluna estaba entre bastidores y ella ni siquiera tenía su proyecto en marcha. 
La admiro muchísimo, es una de mis valientes favoritas, vegana desde nacimiento y amante de los animales, crear un pienso para perros y gatos vegano es la mejor de sus aventuras. 
Lo que os quería contar es que cuando tienes un negocio, desde fuera puede parecer que todo es fácil y que hemos tenido suerte, no es exactamente así, hay muchísimo trabajo detrás, mucho esfuerzo, mucho mirar al vacío y sentir que el suelo se abre debajo de tus pies.
El autónomo es “bipolar” por definición, en el buen sentido, hay días que te comes el mundo y que crees que todo irá a las mil maravillas y hay días en los que el miedo se apodera de ti, no sabes como vas a pagar todo lo que debes pagar y lo peor, el futuro siempre es incierto. 
Tener al lado amigas con las que compartir estos sentimientos, poder hablar de tu negocio, compartir ilusiones y miedo y sentir que no estás sola, eso es lo mejor del mundo. 
Hablo de Sonia, pero la lista es infinita, Marta de Tremendamiranda o Esther Voltà… 
Corazones soñadores que quieren hacer felices a los demás dando amor con sus manos.

Vamos!!!


Nueva shop online

NUEVA WEB !! 

Carla

1 comentario:

  1. Hoy he tenido una alegría de esas que no te esperas... Hace un tiempo que sigo a Carlalluna Art Barcelona​ y su trabajo, y hace unos meses que me suscribí a su newsletter, me sorprendió gratamente la forma que Carla tiene de transmitir mensajes, siempre optimistas, aunque con dosis de realidad, de la que me siento muy identificada, sobretodo cuando cuenta todas las alegrías que tenemos los que trabajamos por cuenta propia, pero también todo lo que tenemos que luchar... A veces sólo vemos lo bonito pero os aseguro que hay mucha lucha detrás, muchas horas invertidas, muchas preocupaciones, a veces poco dormir para sacar horas... Por eso admiro profundamente a las luchadoras que un día, como hice yo, se liaron la manta a la cabeza y se tiraron a la piscina, renunciando a un sueldo fijo, a vacaciones pagadas, a la estabilidad económica...
    Hoy, al recibir el mailing de carlalluna, del que como os he dicho me declaro fan, me ha dado un saltito al corazón al leer mi nombre entre las emprendedoras luchadoras a las que ella admira... Son estas pequeñas alegrías las que compensan todo en nuestro trabajo...
    Gràcies Carla, l'admiració és mútua, tens tot el meu suport guapa. No canviis mai...

    ResponderEliminar